ARCHIVO: I ENCUENTRO NACIONAL

“Mi vergüenza tras haber participado en talleres de coaching coercitivo”
Jordi Hernández González

Resumen:
Me apunté a unos cursos de liderazgo e inteligencia emocional en Sevilla. Como es habitual en esta empresa, fue otra persona -en mi caso, un compañero de trabajo que había hecho los cursos con anterioridad-, quien me puso en contacto con esta empresa. Su amabilidad y energía me cautivaron. Finalicé el primer curso, el segundo y en el tercero. Mi familia y mis amigos me dijeron que me había metido en una secta de “coaching coercitivo”. Al principio no quise creerlo, pero con el tiempo descubrí lo que había detrás de toda esa aparente felicidad, altruismo y bondad. Descubrirlo supuso un duro golpe y me hundí. A raíz de descubrir que me metí en una secta sentí una enorme vergüenza, es algo de lo que no quiero hablar con nadie. ¿Cómo me llegué a meter en un sitio así? ¿Cómo no me di cuenta? ¿Qué pensará la gente si sabe que me metí en una secta? Y lo que es peor: aún siendo consciente de todo el proceso de manipulación y abuso al que fui sometido, siento una enorme vergüenza por desear que ojalá no hubiera sido una secta destructiva. Yo creía que era feliz.

“Los efectos de la política de los Testigos de Jehová sobre las familias”
Diego Hidalgo Triguero

Resumen:
Desde su propia experiencia como ex miembro, a la vez que actual presidente de LIBERADOS, una asociación que ayuda a salir a Testigos de Jehová, el autor presentará una visión general de los Testigos de Jehová y cómo su política de rechazo a los ex miembros acarrea grandes sufrimientos, especialmente a los familiares, cuando la persona abandona el movimiento o bien resulta expulsado.

“Dinámicas sectarias en los trastornos de la conducta alimentaria”
Inés Hilker Salinas

Resumen:
Se puede ser sectario sin ser adepto a ninguna secta. Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), como la anorexia y la bulima nerviosa, se caracterizan por ser trastornos mentales en los que las afectadas desean estar delgadas por encima de todo y recurren a métodos extremos y nocivos para su salud con tal de conseguir este objetivo. En las fases iniciales hay poca conciencia de trastorno y las afectadas no viven los síntomas de forma negativa,  son más bien familiares y amigos los que están preocupados. En Internet hay muchos contenidos y formas de contactar con personas que hacen apología de los TCA: los sitios conocidos como pro-ana (anorexia) y pro-mia (bulimia). En estos sitios, ya sean webs personales, blogs o foros, se dan trucos para perder peso, se anima a las usuarias a perseguir su objetivo, a pesar del rechazo que conlleva en el “mundo real” y sobre todo sirven para darse apoyo mutuo y para sentirse especiales, comprendidas y menos solas.

“Mis reflexiones sobre el Método Grinberg”
Héctor Martínez Ribera

Resumen:
En esta presentación, quisiera transmitir mi propia experiencia como practicante del Método Grinberg durante siete años, centrándome en el período en que yo era estudiante y practicante de dicho método.