PRESENTACIONES

¿Por qué somos manipulables?
Eduardo Bada

Medios de comunicación, políticos, comerciales, sectas… intentan manipularnos. Incluso nosotros, aunque nos cueste admitirlo, intentamos manipular a otros. Además, con frecuencia, lo conseguimos y lo consiguen. Dejando de lado por un momento aspectos éticos, usamos la manipulación porque es un recurso útil. Y es útil porque funciona. Pero… ¿por qué funciona la manipulación? Tanto la psicología como la magia pueden aportar algo de luz sobre este tema. Intentaremos que así sea.

Delimitación del «Delito sectario»: la relevancia típica de la «persuasión coercitiva»
Carlos Bardavío

En las últimas décadas, además de la siempre existente preocupación por la problemática que suscitan algunos grupos religiosos a los que se les suele denominar sectas, ha surgido un interés por regular penalmente algunas de las conductas –que como en países de nuestro entorno (Francia e Italia) existen–, habitualmente son el punto central de las denuncias de los adeptos a este tipo de grupos: la «manipulación mental» o también denominada «persuasión coercitiva».

Precisamente este fue el motivo de la incorporación del artículo 515.3o CP hace unos años, ahora ubicado en el apartado 2o del mismo artículo, cuyo Preámbulo legislativo y el tenor del precepto criminalizan a aquellas asociaciones que si bien persiguen fines lícitos utilicen medios de «alteración o control de la personalidad». Desde algunos grupo y asociaciones de prevención sectaria denuncian la falta de aplicación de este precepto, sin embargo algunas voces autorizadas en la doctrina penal y constitucional han advertido de la defectuosa redacción y sistemática del meritado precepto, debido en parte a que no existe en nuestra regulación penal un delito referido a dicha «alteración o control de la personalidad».

En esta ponencia que proponemos vamos a desentrañar la problemática de la criminalización de la persuasión coercitiva y su correspondiente tipo penal. Nos serviremos además de los estudios especializados en psicología y en sociología, y de las consideraciones de la dogmática jurídico-penal sobre conceptos habitualmente señalados en esta dinámica: la violencia, trato degradante, apremio ilegítimo, engaño bastante, persuasión, inducción.

Nueva Acrópolis contra la democracia
Enric Borràs

Conclusiones de una investigación periodística sobre la secta autoritaria Nueva Acrópolis basadas en la infiltración durante un año en la organización. Tácticas de captación, doctrina y funcionamiento interno.

Lo crea o no lo crea: sectas en el ámbito educativo
Àlex Caramé

La ponencia que se presenta tiene como objetivo informar, prevenir y alertar sobre la actuación de grupos coercitivos o sectas en nuestras sociedades.

Existe un gran desconocimiento sobre las sectas y habitualmente partimos de un imaginario formado a partir de películas o series que presentan la radicalización del fenómeno sectario. Pero sectas hay de muchos tipos y no todas llegan a esos extremos.

Es por ello que se detecta la necesidad de explicar qué son y en qué consiste el fenómeno de las sectas y, en concreto, resaltar que también pueden darse en el ámbito educativo detallando sus características más destacadas.

Exploración de la implantación de pseudoterapias y sectarismo entre estudiantes universitarios
José M. Cuevas, Rachel Dahbi y Esther Barba

Actualmente, existen multitud de grupos que hacen uso de técnicas de carácter coercitivo,  presentándose la mayoría bajo una apariencia atractiva y de normalidad. El desconocimiento social e investigador respecto a la verdadera presencia de este fenómeno genera una mayor vulnerabilidad en cuanto a su propagación y difusión, muchas veces a través de cauces institucionales de prestigio (Universidades y otros centros educativos, organismos oficiales, etc.). Una de las aplicaciones y presentaciones en las nuevas formas de sectarismo tiene relación con la aplicación de pseudoterapias, que más allá de la ausencia de efectividad, presentan otros riesgos e inconvenientes éticos (mala praxis, generación de dependencia emocional, costes excesivos, etc.).

Este estudio ha tratado de dar respuesta a la implantación o presencia de esta grave problemática entre los estudiantes de una universidad pública (la Universidad de Málaga). El objetivo principal de este trabajo es llegar a un conocimiento respecto a la participación de los estudiantes de la Universidad de Málaga de los grados de Criminología, Psicología y Matemáticas en determinadas organizaciones o grupos coercitivos, así como el apoyo, participación o conocimiento que tienen respecto a determinadas pseudoterapias.

De los resultados obtenidos resulta destacable y alarmante la alta participación en pseudoterapias presentada por parte de los estudiantes del grado de Psicología (en alguna de las pseudoterapias expuestas, un 26% de los estudiantes se habían formado en ellas de forma complementaria a su formación científica). Este dato guarda una especial relevancia, en tanto que en potencia, se plantea la posibilidad de que éstos puedan aplicar tales técnicas pseudoterapéuticas en su futura actividad profesional; pudiendo ser tanto víctimas, como victimarios, lo que pudiera derivar en daños y responsabilidades en su futura actividad laboral.

Entre los estudiantes universitarios se observó, de forma generalizada, un desconocimiento general en torno al fenómeno de las sectas coercitivas, lo que también supone una vulnerabilidad en sí misma a caer en sus redes. El escaso conocimiento que disponen, habitualmente les ha llegado a través de los medios de comunicación, que en muchas ocasiones aporta una información limitada, sesgada y con un carácter sensacionalista, insuficiente como instrumento preventivo y que, difícilmente les ayuda a formarse una opinión razonable y realista sobre esta grave problemática. Dicho desconocimiento, en una población joven y en formación, podría subsanarse con una inclusión curricular de tales materias dentro de los grados de formación, además de la posibilidad de promocionar otras actividades preventivas e informativas en el contexto universitario.

Adolescencia, Redes Sociales y grupos coercitivos. Problemática, detección e intervención juvenil
Abraham Fernández

La infancia y adolescencia son etapas del ser humano en la que está más presente su vulnerabilidad a ciertos riesgos o problemáticas sociales. Actualmente, vivimos en la sociedad del conocimiento, en la que los y las jóvenes absorben y difunden cultura principalmente a través de redes sociales y TICs, como conjunto de recursos necesarios para manipular la información. Hemos visto proliferar gracias a esas mismas redes sociales, grupos coercitivos que emplean nuevas técnicas antiéticas de manipulación para persuadir y captar adeptos mediante un buen posicionamiento SEO, trayendo repercusiones evidentes para la propia sociedad  por su criminalidad y obteniendo un alcance más inmediato y global. La presente comunicación ofrece una visión actual de las sectas como uno de los principales peligros para nuestros jóvenes a través de las RRSS, identificar las conductas y condiciones de riesgo asociadas y desarrollar estrategias de intervención y de prevención específicas para la intervención.

Elementos de interés para la prevención de la radicalización y el abuso psicológico
Manuel Moyano

Se ha constatado que diferentes entornos y condiciones ambientales son favorables a los  procesos de radicalización violenta y el abuso psicológico grupal. Así, contextos herméticos, guetificados, con elevada presión demográfica y que potencien la diferenciación identitaria pueden convertirse en vectores naturales que faciliten los procesos de influencia social coercitiva. En la presente comunicación se exponen diferentes ejemplos en el ámbito de grupos manipulativos de diferente tipo (sectas, organizaciones laborales, relaciones internacionales, grupos terroristas) y se discuten elementos de interés en relación a la radicalización violenta y el abuso psicológico grupal. Si “el espacio físico condiciona el comportamiento”, el abordaje de condiciones  ambientales patológicas y de riesgo psicosocial puede ser un primer paso para la prevención.

Repercusiones psicológicas en la vida adulta del abuso emocional en la infancia
Rosa Mª Ruíz

Partimos de los antecedentes del Maltrato Emocional en la infancia, así como  sus connotaciones culturales en diferentes sociedades y épocas, para centrarnos en el abuso emocional intrafamiliar sostenido en el tiempo y en sus repercusiones en el desarrollo evolutivo del niño y adolescente.

En una sociedad como la nuestra, en que la familia juega un papel fundamental como soporte económico y social, los daños del abuso emocional y de la manipulación psicológica intrafamiliar sostenido en el tiempo conllevarían una serie de síntomas relacionados  con  las relaciones familiares y de pareja en el individuo adulto, así como el sentimiento de culpa hacia su familia de origen.

El propósito de esta comunicación es describir las repercusiones psicológicas y emocionales de la vida adulta de sujetos españoles que fueron víctimas en su infancia de Maltrato Emocional de tipo C y D intrafamiliar, denominado también como Abuso Emocional, así como las posibilidades de tratamiento psicológico actuales.

Experiencias estresantes y factores protectores a la salida de un grupo abusivo
Omar Saldaña y Emma Antelo

Las personas que han experimentado prácticas de abuso psicológico en un grupo suelen enfrentarse a un amplio número de retos, pérdidas y miedos una vez logran salir del mismo. Se ha hallado que la intensidad del estrés provocado por estas situaciones tiene un papel relevante en el posible desarrollo de síntomas de malestar psicológico. En la presente comunicación se abordan algunos de los resultados de un amplio estudio llevado a cabo con más de 400 supervivientes de grupos abusivos. En concreto, se presentan los resultados relacionados con el apoyo social que recibieron los participantes tras su salida del grupo, las estrategias que utilizaron para afrontar las experiencias de abuso y la calidad de la atención psicológica que pudieron recabar. Todo ello son factores protectores que pueden reducir la intensidad del estrés que estas personas suelen experimentar a lo largo del proceso de rehacer su vida, teniendo a la vez un impacto importante en la promoción de su salud y bienestar.

Sectas y nuevas tecnologías. La inmersión de los grupos de abuso psicológico en el universo internet.
Alejandra Sánchez, Gonzalo Musitu y Belén Martínez

La sociedad de la información posibilita, desde una pantalla de ordenador o un dispositivo móvil, la creación y mantenimiento de nuevas relaciones personales, o incluso el modo en que nos comunicamos con otras personas. Además, utilizamos Internet para buscar información relevante para nosotros y obtener respuestas ante cualquier tipo de interrogante. Los grupos de abuso psicológico, también denominados sectas, han estado presentes a lo largo de la historia, transformándose y adaptándose a nuevos tiempos y cambios sociales, para asegurarse así su persistencia. Estos grupos han entendido perfectamente la necesidad, y las ventajas, de adaptarse a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) y, en consecuencia, se han generado multitud de sitios web, perfiles en redes sociales, canales de vídeo etc., que les sirven para acercar sus “enseñanzas” a un inconmensurable número de buscadores de respuestas y, por tanto, de potenciales adeptos. Sean cuales sean nuestras inquietudes, contamos con infinidad de sitios web que nos ofrecen una respuesta, “su respuesta”, la cual va emparejada con el único modo eficaz de alcanzar la plenitud personal, de alcanzar la felicidad, inalcanzable por cualquier otro medio.

Sin embargo, el estudio de los grupos de abuso psicológico y las nuevas tecnologías es todavía incipiente. Apenas se han realizado trabajos en los que se analiza cómo estos grupos utilizan las TICs no sólo con una finalidad informativa sino, y sobre todo, con la finalidad de que los internautas se conviertan en  adeptos.